8 de marzo de 2011

Un Suicidio para la Ciencia

Dave Duerson nació el 28 de noviembre de 1960 en Indiana. Durante su adolescencia dedicó su tiempo a practicar tres deportes: béisbol, basquet y fútbol americano. Tan bueno era que rechazó una oferta de los Dodgers de Los Ángeles para jugar en su equipo de béisbol en el año 1979.

Duerson finalmente se decidió por el fútbol americano. Jugó del ´79 al ´82 en la legendaria Universidad de Notre Dame, donde también obtuvo su licenciatura en economía. En 1983 dio el salto grande y llegó a la NFL, convocado por los Chicago Bears.

En los
Bears estuvo hasta 1989 para luego pasar por los Giants de New York y los Cardinals de Phoenix, hasta retirarse en la temporada 1992/93. En ese lapso se dio el gusto de ganar dos Super Bowl.

Tras 11 temporadas en la gran liga
Duerson pasó a desempeñarse como empresario. Comprando varias franquicias de Mc Donald´s, logro pasar de obtener una ganancia de 24 millones de dolares por año a casi 60 en menos de seis temporadas.

Sin embargo, el pasado 17 de febrero,
Duerson decidió quitarse la vida con un certero disparo en el pecho. Tenía 50 años. Antes de ejecutar su decisión en su casa de la Florida, envió un mensaje de texto a su ex esposa. "Que mi cerebro sea utilizado por la ciencia", pidió.

la ex esposa de Duerson durante el entierro

La "donación" de Duerson tenía un destinatario de antemano. Se trata del centro para el Estudio de la
Encefalopatía Traumática de la NFL.. Es un organismo que se ocupa de estudiar la evolución de los cerebros de los jugadores, tras sospechas de que, producto de los golpes, llegaban a sufrir graves efectos en la salud mental.

Si bien no estaba confirmado,
Duerson padecía estos síntomas. La creación del centro refiere a los constantes cambios de actitudes en ex jugadores de la Liga. Por caso, hay al menos 10 jugadores que cometieron asesinatos (Jim Dunaway, Rae Carruth, Tommy Kane, Roberto Rozier, Adam Pac-ManJones, O J Simpson, Ray Lewis) o estuvieron involucrados en choques de vehículos y asaltos ( Gene Atkins, Alonzo Spellman, Justin Strzelczyk , Ponte Stallworth, Dwyne Goodrich, Leonard Little).

Duerson optó por la salida mas rápida y traumática. Sin embargo, su último acto intenta colaborar en la investigación de este trauma. Sin dudas un problema al que la NFL debería prestar una atención especial, aunque, se sabe, el show debe continuar.

No hay comentarios.: