22 de febrero de 2011

Deporte de Alto Riesgo

Todos los deportes implican cierto tipos de riesgo. En el ciclismo, habitualmente, el mayor peligro se da en carrera de rutas. O en entrenamientos en autopistas, mientras circulan vehículos particulares. Por su parte, las carreras de pista presentan dificultad a la hora de las caídas.

Los raspones, moretones y alguna lesión osea, suelen ser el denominador común ante este tipo de episodios. Sin embargo, el último fin de semana nos encontramos con un hecho curioso (y grave).

En la Copa del Mundo de Manchester, se disputo la carrera final de la especialidad Keirin. Allí, más allá del triunfo del legendario ciclista británico Chris Hoy, quien se llevó todos los flashes fue el malayo Azizulhasni Awang.

En la última vuelta, se produjo una dura caída en la que quedaron involucrados cinco competidores. Todos sufrieron raspones, rajaduras en sus uniformes, pero Awang se llevo la peor parte.

Una astilla de la superficie del velódromo atravesó su pantorrilla izquierda. Sin embargo, lo curioso del caso fue que el ciclista malayo logró reintegrarse a la competencia y terminó obteniendo la medalla de bronce.

Luego de la carrera fue trasladado al Hospital de Manchester, donde le realizaron estudios de rayos X, para asegurarse que la astilla no haya perforado ninguna arteria. Fue intervenido quirurgicamente y en su cuenta de twitter (@/AzizulAWANG) comentó que se recupera con éxito.

Aquí repasamos una morbosa galería de fotos con la famosa astilla. Y el vídeo del momento de la caída y la posterior definición de la prueba.




No hay comentarios.: