22 de febrero de 2011

3 Momentos

Dani Aranzubia es el arquero del Deportivo La Coruña. El fin de semana fue protagonista. No por sus atajadas. Pero si por marcar de cabeza el tanto con el que su equipo empató sobre la hora ante Almería. ver gol

Investigando sobre goles de cabeza de arqueros en situaciones extremas me encontré con un dato curioso. La gran mayoría del público fútbolero argentino recuerda el tanto de Bossio a Rácing. Es cierto que, desde ese entonces, no se repitió en primera división. Pero la altura -1,95m- del ex arquero de Estudiantes ya lo hacía una amenaza en el área rival.

Dani Aranzubia (el héroe del fin de semana) mide 1,84. Con eso la alcanzo para saltar, ganarle a los defensores y convertir. Ahora... ¿puede un arquero de baja estatura transformarse en goleador por un instante?. La respuesta es sí y viene desde México.

Oscar Pérez Rojas, más conocido como "el Conejo", es un portero Méxicano. Viejo conocido de los argentinos, debutó en Cruz Azul en 1993. Fue arquero del seleccionado en los mundiales de Francia ´98 -no jugó-, Korea-Japón ´02 y el reciente Sudafrica ´10. Luego de de diez años en la "Maquina Cementera", paso por Tigres, Jaguares y en la actualidad defiende los colores del Necaxa.

Lo extraño es que no tiene la altura común para ser un arquero. Menos un eximio cabeceador. Mide apenas un metro y 72 centímetros. Con eso le alcanzó para ser héroe. Y no una, si no dos veces.

Cuando todavía defendía el arco del Cruz Azul, Pérez anotó el empate en 1 ante los Tecos con un notable cabezazo.



Y anteriormente, jugando -todavía con pelo- un amistoso ante Corea en EE.UU. con el seleccionado Sub 23, también fue goleador. Aunque esta vez utilizó su pierna izquierda para marcar.
-a los 0´42´´ del video-

No hay comentarios.: