8 de mayo de 2007

Audaces

Ya son conocidos los casos de deportistas (hombres o mujeres) que despiertan suspiros en el publico de sexo opuesto y se animan a realizar audaces producciones fotográficas. También están los desesperados deportistas (amateur en varios casos) que realizan anuarios en busca de fondos para competir. Repasemos algunos casos:


Serena Williams: La menor de las hermanas y creadora de la frase "no estoy gorda, tengo tetas y culo grande", demostró que, además de ser muy coqueta a la hora de jugar, resalta su belleza fuera de los courts.

Gabriela Sabatini: Sí, es Gaby. Aunque varios no lo crean. Hace unos años, la hermana del Ova, se animo a una jugada producción.


Remeros Gallegos: Los integrantes del team remero del Club Aguilucho de España, decidieron posar para recaudar fondos a través de su calendario 2007.

Maria Sharapova: La bella rusa, heredera de Kurnikova, se mandó una producción al mejor estilo "Isla de la revista Caras"


Anastasia Myskina: Otra tenista rusa que, cansada de las rubias, altas y de ojos celestes, demostró que como morochita no tiene nada que envidiarles.


Club S.D. El Inca: No pude obtener mucha data sobre esta foto. Pero la foto habla por si sola. Paupérrima imagen de un club de ¿sudamerica?


Ignacio Corleto: El Nani, es un habitué de los calendarios del Club Stade Fraceis. Al Puma, que se lo vinculó con Madonna, no le tembló el pulso a la hora de posar y tapar....



J.S. Verón: La figura de Estudiantes, en 2002, presagiaba un difícil examen que, lamentablemente, no pasó. Ahora: ¿Era necesario ese boxer para esa titulo?

Diego Maradona: Un clásico. No puede faltar y se suma en todas. Si ese "amigo" hablara... La Claudia, Pame David, Silvina Luna, Wanda Nara, Nadia GH, Verónica Ojeda, Lucia Galan, etc.... ¿Poderos el chiqutín?





3 de mayo de 2007

ESPECIAL: Pero Cameron

Aprovechando el retorno al Blog luego de una serie de inconvenientes, decidimos darle paso a un homenaje en vida para un particular jugador de Basquet que salió a la luz en el Mundial de 2002 en Indianapolis, vistiendo la camiseta de Nueva Zelanda y dando que hablar con su juego y su prominente físico.
Sean Pero MacPherson Cameron, mas conocido como Pero Cameron, nació el 5 de Junio de 1974 en Tokora, Nueva Zelanda. De origen Maorí, sus primeras armas en la faz deportiva las realizó en el rugby, deporte en el que incursionó hasta que se vio tentado por la pelota naranja y a principios de 1992 comenzó a despuntar el vicio.
Producto de la tardía aparición en el basquet, Cameron no estuvo en ningún colegio, pero igualmente se las ingenió para sobresalir. En 1992, debutó en Waikato Warriors de la Liga Neozelandesa y en e 1994 pasó a Auckland Rebels, además de ser citado por primera vez a la selección nacional.
En 1999 llegó a los Engines Chester, institución donde se mantuvo hasta 2002. Luego empezó a deambular (siempre dejando una buena imagen) por Gran Bretania, Malasia, el Mahram de Irán y, por ultimo, en 2005, desembarcó en el Banvitspor de Turquía.

El reconocimiento para Pero, empezó a llegar en el Mundial de 2002. Con la 11 en la espalda, fue la gran figura de Nueva Zelanda y de esta manera, el team Oceánico se dio el gusto de ser la sorpresa y ocupar la cuarta plaza, siendo vencidos por el ¿Dream Team?.
Cameron, en ese torneo, se despachó con una planilla de 14.7 puntos, 5.0 rebotes y fue elegido en el quinteto ideal que compartió con cuatro NBA: Dirk Nowitzki, Peja Stojakovic, Manu Ginobili y Yao Ming. ¿Tal vez ese sea el lugar de Cameron? ¿La NBA?
La gran actuación de Nueva Zalanda en dicha competencia, hizo que el seleccionado pasara a conocerse como los Tall Black (juego de palabras, haciendo referencia al team nacional de rugby: All Blacks).
Pero Cameron, mide 2,01 metros y pesa 127kg. Con sus aires de gordo, es un gran tirador y maneja a la perfección el juego con la cola y de espaldas. Por carisma, además de transformarse en el líder y capitán de su selección, siempre fue admirado por el público en general (miles de referencias hacia ello en diferentes Blogs de todas partes del mundo) que reclamaba una chance NBA o en alguna liga europea que evitara tener que aguardar a una competencia importante a nivel de selecciones para verlo en acción.
El nº 11, firmó contrato hace días con el The Radiance of Gold Coast de la Liga Australiana. Igualmente, a los 32 años, le queda cuerda para rato. Ojalá que así sea.