20 de marzo de 2007

No Se Olviden De Kadafi


No se olviden! y los que no lo conocen, empiecen a deleitarse con esta historia de cuentos de hadas: Todos deseamos cumplir nuestros sueños. Muchos, sueñan con dinero, poder y fútbol. Hay uno que lo cumplió: Saadi Al Kadafi (o Gadaffi, Gadafi, Gaddafi, Gadhafi, Kadhafi, etc, segun la lengua), hijo menor de Muammar Al Kadafi.
Repasemos la historia: Este tal Muammar, nació en 1942 y desde 1969, a través de un golpe de estado, es líder de Libia y no esta muy relacionado con el deporte. Sus hijos, por lo general se encargan de seguir sus pasos en la política, pero con el más chico se dio un gusto. Mejor dicho, le dio gustos a él.
Saadi, nacido el 28 de mayo de 1973, es un amante del fútbol y le empezó a dar a la redonda desde chico. Ayudado por el poder de su padre, se hizo dueño, presidente y jugador del Al-Itthad en 1999. Desde ahí, el numero 9 (juega de delantero), empezó con sus excentricidades en el plano mundial futbolístico.
Primero, se empezó a aburrir de su triple responsabilidad en el Al-Itthad y decidió sumar un par más: Se hizo presidente de la Asociación de Fútbol de Libia y, automáticamente, pasó a ser jugador del seleccionado. La primer etapa en el team de su País, fue de 01/07/2000 al 30/06/2003.
En ese periodo, el equipo se coronó campeón de la liga local y clasifico para la copa africana de equipos (como la libertadores). Saadi, generoso, decidió prepararse con todo y se embarcó, junto a todo el plantel y sus guardaespaldas, rumbo a Europa en busca de amistosos.
Cuando pisó el viejo continente, enfiló para Barcelona, se juntó con los dirigentes españoles y por 300.000 verdes, arregló un lindo combo que incluyó 14 días de entrenamiento en predios del Barça y un amistoso en el medio.
Antes del match, Kadafi iba a brindar una conferencia que se suspendió por miedo a que se realicen preguntas sobre el conflicto bélico entre EE.UU. e Irak. Pero, el que si habló, fue el entrenador del equipo libio, Giussepe Dossena (ex jugador de la Samp y DT de Ghana y Arabia Saudita) que dijo: "Saadi juega siempre y el tiempo que quiera. ¿Si es una obligación? No, pero mejor que juegue..." En referencia al nivel de su dirigido explicó, con una picara sonrisa, que "es muy disciplinado. Viene a todos los entrenamientos y concentraciones".
El partido fue un 5 a 0 a favor del Barça que solo dejó un par de datos interesantes: Kadafi, cansado, pidió el cambio (y se lo dieron) a los 78 minutos. Además, se dio el gusto de jugar con dos ídolos suyos como Riquelme y Saviola y declaró que "Ronaldo es el mejor jugador que vi".
Luego de la estadía en España, se fue para Italia con toda su trouppe. Allí, empezó a hacer de las suyas. Buscó amistosos, pero la fecha (en medio de la temporada), hizo que los equipos grandes se negaran y se tenga que resignar a jugar con el L`Alquila de la serie C. Oh casualidad, el presidente de este club es Michele Passarelli, amigo del padre y hombre con importantes negocios en territorio libio.
Cansado de los gustos y las facilidades de su tierra natal, se decidió a ir a pelearla a un lugar mas competitivo. Así fue que cayó en el Perugia de la Seria A Italiana. Increíble, si uno no se percata que el presi del team italiano es Luciano Gaucci, el mismo que, años después, intentaría fichar a una mujer para su equipo.
El Príncipe, no solo no jugo 1 minuto en su equipo, si no también que, en el único partido que fue al banco, le dio positivo el control anti doping por exceso en los niveles permitidos de Nandrolona. Lo sorpresivo fueron las declaraciones del pte. de Perugia: "El sabe que no va a jugar. No entiendo para que necesita recurrir a esto", dijo.
Para terminar de rematar el sketch humorístico que provocó la llegada del delantero, fue 2º en la votación de peor jugador de la temporada, premio que ganó Rivaldo (Milan).
Justamente, en Italia, no fue lo único que hizo Saadi. Aburrido, se decidió a comprar acciones de la Juve. Más precisamente el 7,5 de ellas, lo que le permitieron ser el segundo accionista del club y tener la chance de entrenar un par de veces con Del Piero y compañía. La experiencia perugiana termino en junio de 2005.
Ahí, se volvió unos meses a Libia para jugar en su club y encaminar a la selección con vistas a su participación en la copa de África. Pero, la permanencia en su país duró menos de una semana ya que recibió una nueva oferta de un equipo Italiano.
El Udinesse, se intereso en Saadi y lo fichó (sin firma de contrato) para la temporada 2005-06. Nuevamente, no jugó ni un minuto, pero se dio el gusto de integrar la lista de la champions y hasta viajó a Bremen para enfrentar al Werder.
Le experiencia en Udine, duró 6 meses y el delantero volvió a su País con la mente puesta en el copa Africana de Naciones, de la que no participó y su país (¿tal vez por su baja?) terminó decimocuarto entre 16 equipos.
El Príncipe, de 1,83 metros de altura y 75 kg, nunca se conformó. Estuvo cerca de comprar al Parma italiano y al Crystal Palace ingles, pero finalmente dijo no.
También, se dio el gusto de participar en el "Free-Kick Master 2004", torneo que reúne a los mejores pateadores de tiro libres y entre Zidane, De La Peña, Totti, Mijhalovic y Marcos Assunsao, apareció nuestro amigo Kadafi.
A Saadi también le gusta la música y en un año nuevo se le ocurrió pagarle un millón de dólares a Enrique Iglesias para que cante frente a él y 30 amigotes.
El príncipe, se dio un gustito a nivel selección. El 30 de abril de 2003, Argentina enfrentó a Libia en Trípoli (la capital). Le ganó 3 a 1 y se trajó unos cuantos billetes. Kadafi jugó, enfrentó por segunda vez a Román y Saviola (debe ser un record!!!) y dicen, que a este ultimo, le regalo un lindo reloj de oro.
Como verán, Saadi Al Kadafi, pudo cumplir el sueño del pibe. Su papi, a fuerzas de ametralladoras y demás, gano poder, dinero y lujo para que su hijito menor pueda darse los gustos mas sencillos que un nene merece. La verdad, un genio. Me van a decir que nunca soñaron con tener un equipo, ser el 9 y poder putear al DT. Te bancamos grosso!

1 comentario:

Mandrake dijo...

Kadafi sos el nuevo Diego de la gente. Te falto para poner un toke de distincion a tu carrera pasar por el Racing Club de Avellaneda.
Sos el Eber libanes